VSO-Bulletin-March-2017-Spanish-MJ-REVISE

Oficina de Solidaridad Vicenciana Boletín Marzo 2017

 

 

Expandiendo la Misión en Lombe

Hace cinco años, en este mes, nuestra Congregación inició una misión en Angola. Establecer la misión ha sido todo un reto. Angola es un lugar agitado. El país ganó muy recientemente su independencia en 1975. Casi inmediatamente después, siguió una guerra civil de 25 años, matando a 1.5 millón de residentes y desplazando a cuatro millones de personas. Como otros países africanos, Angola tiene mucho petróleo – un recurso que prometía un desarrollo socioeconómico, pero en su lugar ha conducido a una gran desigualdad, corrupción, y pérdida de oportunidad para el progreso humano.

Una gran mayoría de angoleños vive con menos de dos dólares al día. La expectativa de vida en el país es de tan solo 51 años. El índice de mortandad infantil es alto. El acceso al agua potable y la electricidad son limitadas en áreas rurales – como es también la escolaridad para los niños.

Nuestra misión en Angola está ubicada en la ciudad de Lombe, fuera de la ciudad de Malange. La misión asiste a 40 comunidades, algunas distantes unos 40 kilómetros del centro de la misión. La VSO ha ayudado a la misión enviándole dinero para que nuestros misioneros compren allí un vehículo para cruzar las retadoras carreteras. Recientemente, la VSO proporcionó fondos para ayudar a nuestros misioneros de Angola a iniciar un gran huerto de hortalizas y construir un muro para protegerlo de los animales. (Los dineros enviados por la VSO a Angola proceden de donativos privados). En este artículo mostramos algunas fotografías de la construcción del muro y del nuevo jardín.

El producto del huerto se utilizará para alimentar a niños de la escuela de la misión, catequistas, y personas hambrientas de las comunidades vecinas. Parte del producto será vendido en el mercado por mujeres para que tengan un ingreso para sus familias. La venta de algunos productos ayudará también a la misión a caminar hacia una independencia financiera. Nuestros misioneros también se alimentarán con productos del huerto. Ellos ciertamente lo necesitarán. ¡Los feligreses son en su mayoría gentes necesitadas, la diócesis local tiene poco dinero para compartir, y es difícil para nuestra Congregación conseguir financiación incluso dentro del país!

Una mirada más cercana a las fotografías de este artículo revela otra cosa en el huerto de Lombe: el superior de la misión. Originario de Brasil, ha crecido como persona trabajando y compartiendo el huerto con el pueblo al que sirve. Ha consagrado su vida al Evangelio, pero viviendo sencillamente entre los empobrecidos angoleños en Lombe, él comprende cada vez más el valor de actuar así. Esta “mutua evangelización” puede verse en nuestros misioneros que trabajan en otros lugares agitados en el mundo. Es el fruto de las semillas plantadas por Vicente de Paúl hace 400 años – por las que tantas personas pobres, y los que sirven y permanecen en solidaridad con ellos – son profundamente alimentados hoy.

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *