200 AÑOS DE LOS DE LA CONGREGACIÓN DE LA MISIÓN EN EL BRASIL

1. La Misión Vicentina alcanza la India Occidental (Américas)

Vicente de Paúl (1581–1660) fundó la Congregación de la Misión en Paris (Francia) en 1625 (HERRERA, 1949). Aún en vida (1640), deseó enviar sus misioneros para Pernambuco de las Indias, así era llamado Brasil en la Europa (COSTE, SVP, II, 468). “También en 1743, Don Botelho de Matos solicitó Lazaristas para su diócesis en la Bahía” (SANTOS, 2020, p. 151). En 1807, con la comitiva del Príncipe Regente de Portugal, Don Joan VI, venida al Brasil huida de la amenaza de Napoleón Bonaparte, también vendrán al país, tres padres Lazaristas, a saber: P. Manoel de Brito, que autorizado por los sus superiores, sirvió como rector del seminario San José del Rio Comprido – RJ (1810-1813); P. José Cardoso de Brito, su sucesor (1813-1814), y P. Alexandre Macedo, que actuó como Procurador de la Corte (SOUZA, 2016, p. 23). Estos vinieron con el permiso de sus superiores y estaban a servicio de la corte.

La Congregación de la Misión (Lazaristas o Misioneros Vicentinos) se hace oficialmente presente en el Brasil con la llegada de los misioneros portugueses, Padres Leandro Rebelo Peixoto y Castro y Antonio Ferreira Viçoso, en los finales de 1819. Estos se establecieron, inicialmente, en Minas Gerais, dando origen la Provincia Brasileira de la Congregación de la Misión (PBCM), que, desde 1949, contó con la gran presencia de misioneros de otros países, principalmente de Francia. Además de la PBCM, también señalamos, en ese texto, las otras provincias del país. En las primeras décadas del siglo XX, llegaron los misioneros polacos que se fijarán en la región Sur; la Provincia de la Holanda envió misioneros holandeses que se concentrarán en las región Norte y Nordeste del país. De estos dos grupos fueran creadas las provincias del Sur y de Fortaleza, formando así las tres provincias que la Congregación de la Misión tiene actualmente en el Brasil (TEODÓSIO, 2019).

2. La actuación de la Congregación de la Misión en el Brasil  

2.1.Provincia Brasileña de la Congregación de la Misión (PBCM), Rio de Janeiro – RJ.

Los primeros Lazaristas, enviados por la Provincia Portuguesa, los P. Leandro Castro y P. Antônio Viçoso, vinieron para trabajar en una misión en el Mato Groso. En la ocasión de la su llegada, la misión ya estaba ocupada por los Capuchinos. Recibieron, entonces del Rey Don Juan VI, la Eremita de la Virgen Madre de los Hombres, en la Sierra de Caraça, Minas Gerais, con la finalidad de fundar allí un colegio, atender los peregrinos y predicar misiones. En el día 15 de abril de 1820, los misioneros llegaron a Caraça y allí empezaron la predicación de misiones, abrieron el colegio (1821), e iniciaron el Seminario Interno de la Congregación, teniendo como novicio el padre diocesano Juan Garcez, que se convertiría en el primero.

En Caraça funcionaba el colegio y, por algunos períodos, el seminario menor; el colegio alcanzó gran fama: allí estudiaron diversos nombres importantes en la historia del país, gobernadores y los ex-presidentes Artur Bernardes y Afonso Pena. Los también ex-presidentes Juscelino Kubitschek y Jânio Quadros fueran estudiantes de los Lazaristas en Diamantina – MG y en Curitiba – PR, respectivamente. El colegio funcionó por casi 150 años, cuando en 1968, un incendio destruyó parte de sus instalaciones. A esta altura de la historia, la urbanización del país y las reformas en la Iglesia ya no comportaban el modelo de pensionado y aquel tipo de seminario. Para ampliar el espíritu caracense en la educación, los padres de la Congregación de la Misión fundaron en el Rio de Janeiro (1959) el Colegio San Vicente de Paúl, considerado heredero del Colegio de Caraça, en funcionamiento hasta hoy.

Además del Colegio de Caraça, los padres dirigieron colegios en Congonhas del Campo – MG (1827-1860) y en Campina Verde – MG (1829-1983) y el Seminario de Jacuecanga – RJ (1822-1837). Se dedicaron también a las misiones populares, partiendo especialmente de Caraça y de Campina Verde.

El 1850, la misión de los Padres Lazaristas se expandió, especialmente por la mejora de sus relaciones con el Imperio Brasileño. Llegarán al país, diversos misioneros extranjeros, principalmente franceses, y el trabajo de formación del clero fue incrementado: muchos seminarios diocesanos pasan a ser dirigidos por la Congregación, como los seminarios mayor y menor de Mariana – MG (1853-1965), de Salvador – BA (1855-1862; 1888-1957), de Rio de Janeiro ( 1869-1901), de Fortaleza – CE (1864-1963), de Diamantina – MG (1866-1963), el seminario menor de Crato – CE (1875-1878) y el seminario menor de Cuiabá – MT (1888-1945). El servicio lazarista en los seminarios diocesanos fue fundamental para la formación del clero brasileño, ayudando a implantar las orientaciones del Concilio de Trento y la conformar un nuevo rosto a la Iglesia en el Brasil.

Para la predicación de misiones populares, fueron fundados diversos centros en Minas Gerais, de donde partieran equipes que misionaron inúmeras localidades en varios Estados brasileiros. También, los colegios y seminarios donde actuaban los Lazaristas se tornaban centros misioneros, de donde se partía para evangelización popular.

En el inicio del siglo XX, la venida de misioneros franceses cesó. La actuación de la Congregación pasó a contar con el cuadro formado en el Brasil, dedicado, especialmente a la formación del clero diocesano. Nuevos seminarios fueron a ellos confiados: los Seminarios de Curitiba – PR (1895-1961), de San Luís – MA (1904-1962), de Botucatu – SP (1913-1936), de Assis – SP (1957-1972), de Brasília – DF (1962-1971), de Luz MG (1970-1977) y de la Prelazia de Cametá – PA (1988-1995). El total de seminarios diocesanos dirigidos por la Congregación fueron 19, en 12 diócesis, formando un promedio de 2.600 padres, de los cuales 156 fueron sagrados Obispos y seis nombrados cardenales. En la educación de la juventud, además de los colegios de Caraça y de Campina Verde, fueron fundados los colegios de Petrópolis – RJ (1897-1909), Irati – PR (1950-2001) y Rio de Janeiro – RJ (1959).

Para la formación de los seminaristas de la propia Provincia, varios seminarios fueron fundados en períodos diversos: Caraça – MG,  Seminario de Petrópolis – RJ (1890-1968 y 1972-1980), Escuelas Apostólicas de Campina Verde – MG, de Irati – PR y de Fortaleza – CE, Seminario de Aparecida – SP (1969-1976) y, por último, en Belo Horizonte – MG (1977), donde funciona hasta hoy. El Seminario Interno tubo como sede varias ciudades: Caraça – MG, Petrópolis – RJ, Aparecida – SP. En nivel interprovincial, en Bambuí – MG, Campina Verde – MG y actualmente se da en Belo Horizonte – MG, con apertura internacional, acogiendo seminaristas de Argentina y anteriormente también acogió seminaristas de Mozambique.

Las misiones populares permean toda la estancia de los Lazaristas en Brasil con contenido y metodología propios de la heredad vicentina. Aunque desde los años 1960, las reformas introducidas por el Concilio Vaticano II tuvieron gran impacto en la Provincia y el modelo de grandes seminarios fue cuestionado, y el modelo de las misiones populares. Los seminarios entraron en crisis. Diversos padres dejaron la Congregación. Desde entonces, una renovación y actualización en los métodos y en la Congregación van siendo emprendidas: en la formación, se asumió la pedagogía liberadora; en las misiones, experiencias de misiones renovadas están siendo encaminadas; la organización interna busca un nuevo modelo de vida comunitaria, una actualización administrativa y teológico-misionera, para responder a los desafíos del tiempo presente.

Conforme Frencken (2010, p. 476), en 1983, estudiantes de la PBCM gestaron el Encuentro Nacional de los Estudiantes Vicentinos (ENEV), uniendo estudiantes de las tres provincias brasileiras. El encuentro se da anualmente y de forma alternada entre las provincias. El primero se realizó en Belo Horizonte, en 1984. El ENEV tiene como objetivo la integración de los estudiantes que discuten los procesos formativos y temas relacionados a la vida de la Iglesia, de la Congregación, de las misiones, de la formación del clero y temas de la sociedad desde de la realidad en que viven.

Actualmente, los 60 misioneros Vicentinos de la PBCM continúan viviendo el carisma, sirviendo junto a los pobres en más de 20 obras: parroquias misioneras, formación de los seminaristas vicentinos y algunos servicios al clero, misiones populares y ad gentes (Amazonia), formación de los laicos, educación de los jóvenes en el colegio SVP y evangelización la partir de la cultura, turismo y ecología (Santuario del Caraça), colaboración como Familia Vicentina y promoción de servicios sociales junto a los pobres.

2.2.Congregación de la Misión Provincia del Sul (CMPS), Curitiba – PR.

2.3. Provincia de Fortaleza de la Congregación de la Misión (PFCM), Fortaleza – CE

La Congregación de la Misión llegó al sur del Brasil juntamente con los inmigrantes europeos al final del siglo XIX. Conforme Teodósio, (2019), en 1898, Don José de Camargo Barros, el primero Obispo de Curitiba, solicitó a la provincia polonesa misioneros para atender a los inmigrantes poloneses. Asín, 96 padres y 03 hermanos coadjutores poloneses llegaran al Brasil entre 1903 la 2003, con esta finalidad. Se instalaron inicialmente en Tomas Coelho, Araucária – PR. La Vice Provincia Polonesa fue criada en 1921, tornándose la Congregación de la Misión Provincia del Sul en 1969, actuando en los estados del Paraná, Santa Catarina, Rio Grande do Sul, Mato Grosso do Sul y São Paulo. Actúan en parroquias, misiones populares ad gentes (Angola), seminarios, facultad, medios de comunicación y en las pastorales específicas, como la Pastoral de la Carretera.

A partir de 1923, la Provincia de Holanda empezó la enviar misioneros, teniendo en cuenta la a acción y solicitación del Padre Guilherme Vaesen, CM. Los misioneros holandeses marcaron presencia en los Estados del Pará, en el Rio Grande do Norte, en el Maranhão, en Pernambuco y en el Ceará. En 1967, constituyeron la propia y autónoma, Provincia de Fortaleza. Entre tantos trabajos significativos, por ella desenrollados, vale destacar, el servicio misionero en la Prelacía de Cametá – PA, donde actuaron con gran pionerismo en la defensa de los pobres, en la fundación y organización de comunidades y en la formación de los laicos. Hoy, la PFCM continúa su actuación en parroquias, misiones populares y ad gentes (Moçambique), educación y seminarios.  

3.Misioneros Vicentinos que iluminaran eses 200 años de historia

Todos los miembros de la CM Brasil colaboraron en la construcción de estos 200 años de historia, aunque, conforme Santos (2020, p. 151-172), especialmente en la PBCM, se destacan:

1) Venerable Don Antonio Ferreira Viçoso, 7º Obispo de Mariana, por la reforma de la Iglesia y formación del clero;

2) P. Leandro Rebelo Peixoto e Castro, CM, por el legado a la educación durante el período imperial;

3) P. Guilherme Vaesen, CM, por el incansable exploración a las tierras de misión en lombo de animal;

4) P. João Chanavat, CM, por la cátedra de Derecho Canónico en el Caraça;

5) P. Pedro Maria Bos, CM, por la idea de colocar la imagen de Cristo Redentor en la montaña del Corcovado, Rio de Janeiro – RJ;

6) P. Júlio J. Clavelin, CM, por la difusión del estilo neogótico en la arquitectura sacra brasileña;

7) P. Manuel González, CM, por la fabricación de la primera pelota de coro crudo del Brasil y introducción del futbol en el país;

8) P. Joaquim S. Horta, CM, por el emprendedorismo y coordinación de la campaña nacional para construcción de la Catedral de Brasilia – DF, construyó Santuario de San Vicente de Paúl en São Paulo – SP y Colegio de mismo nombre en el Rio de Janeiro – RJ;

9) P. Rui Pereira Aguiar, CM, por la aplicación de la metodología “Cambio Sistémico” construyendo en régimen de trabajo colectivo casas, iglesia, escuela y centro de salud en las parroquias de Taguatinga (Brasilia – DF) y de Mariápolis (Padre Bernardo – GO);

10) P. Hugo de Vasconcelos Paiva, CM, por la fundación y dirección del Instituto Superior de Pastoral Catequética en el Rio de Janeiro – RJ, en 1963, renovando asín la pastoral en sintonía con el Concilio Vaticano II;

11) Don Belchior Joaquim da Silva Neto, CM, que atendiendo el pedido del P. José Nunes Coelho, CM, llevó a la Roma el pedido de creación de los Ministros de la Eucaristía (MESC), posteriormente aprobado;

12) Don José Elias Chaves, CM, por la argumentación junto la Conferencia Nacional de los Obispos del Brasil (CNBB) por la permanente opción preferencial pelos pobres como objetivo explícito de las Directrices de la Acción Evangelizadora de la Iglesia en el País;

13) Don Helder Câmara (afiliado a la Familia Vicentina) y P. Josimo Morais Tavares (diocesano que estudió con los Lazaristas), el primero, profeta de los pobres y defensor de la justicia y de la paz, y el segundo, miembro de la Comisión de la Pastoral de la Terra (CPT) y mártir de la caminada.

14) Vale destacar también la simplicidad, el espíritu de fe y de servicio de los hermanos: Eugênio Goch, CM, Vicente Melo, CM, Thomaz Glinski, CM entre otros que donaron su vida a Dios y a los pobres en la Iglesia, por medio de la Congregación.              

15) Sirvieron a la Iglesia como obispos los siguientes Misioneros Vicentinos:

a) CMPS:

  1. Don Domingos Gabriel Wisniewski, Obispo de Cornélio Procópio – PR (1979-1983) y de Apucarana – PR (1983-2005);
  2. Don Inácio Krause, Obispo auxiliar de Curitiba – PR (1950-1963) y Administrador Apostólico de Joinville – SC (1955-1957);
  3. Don Izidoro Kosinski, Obispo de Três Lagoas – MS (1981-2007);
  4. Don José Carlos Chacorowski, Obispo Auxiliar de San Luís – MA (2011-2013) y Obispo de Caraguatatuba – SP (2013 hasta hoy);
  5. Don Ladislau Biernaski, Obispo auxiliar de Curitiba – PR (1979-2006) y Obispo de São José dos Pinhais – PR (2006-2012).

b) PBCM:

  1. Don Antonio Ferreira Viçoso, Obispo de Mariana – MG (1844-1875);
  2. Don Antônio José dos Santos, Obispo de Assis – SP (1930-1956);
  3. Don Belchior Joaquim da Silva Neto, Obispo de Luz – MG (1960-1993);
  4. Don Cláudio Gonçalves Ponce Leon, Obispo de Goiás – GO (1881-1890) y de Porto Alegre – RS (1890-1913);
  5. Don Fernando de Sousa Monteiro, Obispo de Vitória – ES (1901-1916);
  6. Don Fernando Taddei, Obispo de Jacarezinho – PR (1927-1940);
  7. Don Francisco de Paula e Silva, Obispo del São Luís (MA) (1907-1918);
  8. Don Joan Batista Cavati, Obispo de Caratinga – MG (1938-1956);
  9. Don José Afonso de Morais Torres, Obispo de Belém do Pará – PA (1844- 1857);
  10. Don José Carlos Melo, Obispo Auxiliar de Salvador – BA (1991-2002) y Arzobispo de Maceió – AL (2002-2007);
  11. Don José Elias Chaves, Obispo de Cametá – PA (1980-1999);
  12. Don José Lázaro Neves, Obispo de Assis – SP (1948-1977);
  13. Don Luís Gonzaga da Cunha Marelim, Obispo de Caxias – MA (1941-1981);
  14. Don Pio de Freitas, Obispo de Joinville – SC (1929-1954);
  15. Don Sebastião Dias Laranjeira, CM, Diócesis de São Pedro – RS (1860 – 1888);
  16. Don Vicente Zico, Arzobispo Coadjutor de Belén do Pará – PA (1980-1989) y después Arzobispo titular (1990-2004) de la misma archidiócesis.

c) PFCM:

  1. Don Cornélio Veerman, Obispo de Cametá – PA (1908 – 1994);
  2. Don Evaldo Carvalho dos Santos, Obispo de Viana – MA (2019 hasta hoy);
  3. Don Fernando Barbosa dos Santos, Obispo de Tefé – AM (2014 hasta hoy).

El legado de los Padres y hermanos Lazaristas en Brasil se dio en tres frentes: la formación del clero diocesano, la prelación de misiones populares y la educación de la juventud. En este año jubilar, la CM Brasil alaba y agradece a Dios por sus 200 años y con humildad y renovado ardor misionero continúa el seguimiento a Jesús Cristo fiel la misión y la caridad comprometida con la evangelización y servicio a los más pobres.

por Cleber Teodosio, CM
ESTUDIANTE TEOLOGIA

REFERENCIAS

COSTE, Pierre (org.) São Vicente de Paulo: Obras Completas. Trad. Getúlio Mota Crossi. Belo Horizonte: O Lutador, 2012. 2 v.  (Português) 

FRENCKEN, Gerardo. Em missão: padres da Congregação da Missão (Lazaristas), no Nordeste e no Norte do Brasil. Fortaleza: Edições UFC, 2010.

HERRERA, José. Historia de la Congregación de la Misión, Madrid: La Milagrosa, 1949

SANTOS, Eli Chaves dos, Congregação da Missão: 200 anos no Brasil. I. ed. – Rio de Janeiro: Província Brasileira da Congregação da Missão, 2020.  

SOUZA, Maria Rebouças de “Ir. Rosalie”. História das Filhas da Caridade da Província do Rio de Janeiro – Brasil 1849 – 2003. Ed. Vozes, Petrópolis – RJ, 2016.

TEODOSIO, Cleber, Pequeno Histórico sobre a Congregação da Missão. (2019). Disponível em: <http://clefabio.blogspot.com/2019/03/pequeno-historico-sobre-congregacao-da.html> Acesso em 24 abr. 2020.

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *