A UN MES DE SU PARTIDA… P. JOSÉ LUIS LERGA

El martes 11 de febrero se conmemoró el primer mes de la partida a la misión del cielo del P. José Luis Lerga. A continuación, compartimos la homilía que pronunció P. César Peleteiro el día del funeral.

Amados hermanos nos hemos reunido para despedir los restos mortales del que en vida fue P. José Luis Lerga, Sacerdote de la C.M.
El canto con el que comenzamos esta liturgia nos da el sentido cristiano de esta celebración:

Hacia ti morada santa
hacia ti tierra del Salvador,
peregrinos caminantes,
vamos hacia Ti.

José Luis ya llegó a la meta.
Nació en Mendigorría, hermosa villa de navarra el día 21 de febrero de 1936.
Sus padres Felipe y María Antonia fueron bendecidos con nueve hijos, siendo José Luis el primero.
La vida cristiana de la familia hizo que poco a poco fuese germinando en su corazón el deseo de ser Sacerdote.
Ingresa en la Apostólica de Pamplona a loa 12 años comenzando su periplo hacia el sacerdocio.
En Limpias, Santander, 1952, hizo el noviciado, con otros 120 aspirantes.
Luego filosofía en Hortaleza, Madrid, donde se incorpora definitivamente, por los votos, a la Congregación el día 3 de abril de 1955.
Estudia la Teología en Salamanca terminando con la unción sacerdotal el día 25 de junio de 1961.
Nuestro curso ha sido el más grande en la historia de la congregación.
Después de la ordenación llegó el tiempo de los destinos y como nos habíamos ordenado tantos un grupo fue a Filipinas, otro a México, otro a Puerto Rico, otro a Venezuela, otro a Argentina y otro, el más numeroso, 12, al Perú.
Llegamos al Perú el día 21 de octubre y nos repartieron   provisionalmente por todas las casas. A Lerga le toco Chincha.
En marzo de 1962, en los destinos definitivos, ya con el nuevo provincial, P. Timoteo Ibarlucea, a Lerga le toca Surquillo que será su destino preferido, En Surquillo estuvo en dos etapas la primera de 1962 a 1968, y la segunda de 2006 hasta hoy que lo despedimos para el cielo

Sus otros destinos son:

  • Director del Seminario Miraflores
  • Dos años en Roma donde obtiene la licenciatura el Teología en la Universidad Gregoriana.
  • Tres años en Orrantia trabajando en la educación y pastoral
  • 9 años en Ica, Director del Colegio y pastoral
  • Y 6 años en Pisco como párroco.
  • De 1968 a 1974 es Consejero Provincial

Sus trabajos preferidos, tiene muy buena preparación, su corazoncito estará siempre en Surquillo. Pero cuando se le necesita en otro lugar su respuesta es:  a donde me envíen y pueda ser útil, preferentemente en la educación y en la pastoral.

¿Dónde fue mi primer encuentro con José Luis?

El 18 de setiembre llegábamos a Limpias para dar inicia al Noviciado.
Desde Bilbao viajamos en el mismo tren los apostólicos de Murguía y Pamplona.
Al apearnos del tren en Limpias, en grupos, fuimos andando hasta el Seminario. No sé por qué circunstancias, Lerga y yo quedamos los últimos y juntos hicimos la caminata hasta el seminario y desde entonces no unió siempre una gran confianza, cercanía e intimidad.
Terminado el Noviciado fuimos a Hortaleza, Madrid, donde nos comprometimos definitivamente con los votos y para continuar con la Filosofía.
El compromiso de los votos era fundamental y la aspiración de todos.

Como éramos tantos, no nos llamaron personalmente para confirmárnoslo, sino que fueron leyendo la lista y los que salían en la lista eran los elegidos, los que no salían, algunos eran despedidos y a otros se le daba una oportunidad. Y he aquí que el nombre de José Luis no salió elegido. Se presentó al P Superior temblado de miedo y este le animó diciendo que se le daba otra oportunidad y si respondía satisfactoriamente pronto los recibiría.

Me llamó, hablamos, muy poco le podía consolar, pero el conversar y escucharse en estas oportunidades vale de mucho.
Por fin se levantó y me dijo: ¡Voy a vengarme! Le dije ¿Cómo? Me contestó, sí, sí hasta ahora me he portado bien, me voy a portar mucho mejor para superar esta pena que tengo.
Nos abrazamos y naturalmente que pronto se subsanó esa falla.

Su talante siempre alegre y risueño daba la sensación de que en él no había nunca penas ni sufrimiento, alegría que no perdió aun en sus más graves enfermedades y menudo si las tuvo.
En 1996 sufrió un infarto.
1997 úlcera de duodeno.
2006 Angina de pecho con operación.
Y finalmente este cáncer que le llevo al final de su peregrinaje.

Como amigo José Luis era excelente, no era deportista para nada, ni amigo de la televisión, su deporte era conversar y conversar y si era posible andando.
Era amigo de todo el mundo especialmente de los jóvenes, sus grandes amores el Colegio Ricardo Palma y el Nocturno de San Vicente.

Como Sacerdote excelente. Tenía muy buena voz, agradable y sonora, sus misas sus predicaciones, la atención a los enfermos lo hacía sentir feliz y siempre servicial, las confesiones eran, podríamos decir, su hobby, en su confesionario siempre había filas de jóvenes esperando para confesarse.

Como vicentino, un gran discípulo de San Vicente, austero, puntual a todos los actos de la comunidad, pobre, se contentaba con lo mínimo, caritativo sus amistades los pobres y los jóvenes.

Como amigo, excelente, se llevaba bien con todos, ayudaba cuando se le necesitaba, y sonreía siempre.

En fin, ha terminado su peregrinar y el Señor se lo ha llevado, no lo hemos perdido, seguirá siempre en nuestro corazón y en nuestra mente.
José Luis: Ha sido un gran honor conocerte, tenerte como amigo y compañero,

Gracias José Luis por tu ejemplo y tu amistad.

Descansa en paz.

VER FOTOS

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *