Celebramos este domingo la fiesta solemne de JESUCRISTO REY DEL UNIVERSO, en este domingo celebramos esta fiesta como cierre del año litúrgico en el que hemos ido contemplando la vida de Nuestro Señor Jesucristo desde su nacimiento hasta su muerte y resurrección.

Con esta semana damos por terminado el año litúrgico ya que el próximo domingo estaremos dando inicio a un NUEVO AÑO LITÚRGICO.

En la celebración de esta fiesta solemne el evangelio nos presenta este pasaje que corresponde a la crucifixión del Señor y aunque hace mención directa del acontecimiento y nos muestra la reacción de diferentes grupos de personajes frente a la crucifixión de nuestro Señor Jesucristo.

Y lo primero que nos hace saber es que el PUEBLO está mirando la crucifixión con lo que se puede entender que lo que está sucediendo para el pueblo es un espectáculo más con el que puede distraerse de la monotonía diaria.

Para los MAGISTRADOS contemplar al crucificado es motivo de burla, de hacer muecas y expresar su escepticismo sobre la persona del crucificado de quien ponen en duda que sea el CRISTO DE DIOS ya que si fue capaz de salvar a otros porque no se salva a si mismo del trance en que se encuentra y lo hacen porque desconocen cuál es el plan salvífico de Dios y su manera de consumarlo.

También los SOLDADOS que custodian a los crucificados se burlan del Señor Jesús al leer el letrero que pende sobre su cabeza donde indica que es el REY DE LOS JUDÍOS por lo que les lleva expresar “si Tú eres el Rey de los judíos” ¡sálvate!

Uno de los dos que fue CRUCIFICADO junto a Él también tiene palabras para dirigir contra el Señor Jesús, palabras de desafío e insulto “no eres tú el CRISTO (ungido) pues ¡sálvate a ti y a nosotros!”

Salvo el pueblo que solamente contempla los MAGISTRADOS, SOLDADOS Y CRUCIFICADO de alguna manera expresan la misión por la que fue enviado a este mundo el Señor Jesús: SALVARNOS. Aunque lo hacen en sentido negativo es decir poniendo en duda que pueda salvar y más todavía que Él se pueda salvar a sí mismo.

Solamente el otro crucificado junto al Señor expresa una confianza positiva frente al Señor Jesús cuando le pide que se acuerde de él cuándo esté en su REINO. Confianza que no es defraudada más por el contrario que s respondida con creces cuando el Señor Jesús le asegura que ese mismo día estará con Él en el paraíso.

El texto evangélico se muestra un poco fuera de sitio para celebrar esta fiesta solemne de JESUCRISTO REY DEL UNIVERSO. Porque ¿qué clase de Rey es este que se nos muestra derrotado y más aún crucificado? Incluso un Rey del que se burlan los demás, si nos atenemos a la figura del Rey de la época donde es dueño de la vida y la suerte de sus súbditos pareciera que aquí nos están queriendo tomar el pelo.

Pero si nos enfocamos en el plan salvador de Dios entonces todo esto empieza a tomar una nueva manera de comprender ya que este Rey es quien da su propia vida por los suyos con lo que cumple el gran ideal del Rey fiel y al servicio de su pueblo.

Si los magistrados y los soldados incluso uno de los crucificados junto al Señor Jesús al no llegar a comprender el plan salvador de Dios ven en el acontecimiento de la muerte del Señor Jesús en la cruz solamente derrota y frustración y de alguna manera el otro crucificado junto al señor Jesús es capaz de intuir quién es el que está corriendo la misma suerte que ellos, pero con la diferencia de que ellos están pagando por lo mal que han hecho pero el que está con ellos “NO HA HECHO NINGÚN MAL” y desde esa experiencia le pide que se acuerde de él cuando esté en su reino.

Que la confianza expresada por este último personaje del relato nos inspire también a nosotros a confiar en el Señor siempre e incluso en los momentos de dificultad, de dolor y sufrimiento en la confianza que no seremos defraudados sino más bien escuchados en nuestra oración elevada al Rey del Universo, aquel que fue enviado a este mundo por nuestro Buen Padre Dios para salvarnos a todos. Este Rey que aparentemente parece derrotado en realidad es un Rey triunfante porque cumple con su misión de guardar de todo mal a su pueblo.

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *