Santos, Beatos, Venerables y Siervos de Dios de la Congregación de la Misión

Santos, Beatos, Venerables y Siervos de Dios de la Congregación de la Misión

SUPERIORE GENERALE

Roma, febrero 21 de 2019.

A los visitadores, Superiores regionales y Superiores de las misiones internacionales.

SANTOS, BEATOS, VENERABLES Y SIERVOS DE DIOS DE LA CONGREGACIÓN DE LA MISIÓN

Queridos cohermanos:

¡Que la gracia y la paz de Jesús estén siempre con nosotros!

El 25 de enero de 2018 con ocasión de la clausura del 400 aniversario del carisma vicentino y del comienzo del quinto centenario del carisma, escribí una carta a toda la familia vicentina en la que sugería dos iniciativas:

A) Renovar y profundizar en la Cultura Vocacional.

B) Renovar y profundizar nuestra relación con los Santos, Beatos, Venerables y Siervos de Dios de la Familia Vicentina de todo el mundo, como modelos del carisma y de la espiritualidad vicentina.

En esta carta, queridos hermanos, me gustaría compartir con ustedes una vez más la segunda iniciativa. Pero esta vez, enfocarnos solo en los Santos, Beatos, Venerables y Siervos de Dios de la Congregación de la Misión.

En la siguiente lista encontrarán todos los Santos, Beatos, Venerables y Siervos de Dios de la Congregación de la Misión desde sus inicios hasta hoy.

SANTOS

  1. Vicente de Paúl (1581-1660)
  2. Juan Gabriel Perboyre, CM (1802-1840)
  3. Francisco Regis Clet, CM (1748-1820)
  4. Justino de Jacobis, CM (1800-1860)

BEATOS

Para la canonización se requiere de un milagro. Sin embargo, en este proceso, con un milagro sería suficiente para todo el grupo de compañeros.

ETIOPIA – ERITREA

  1. Gebra Michael, CM (1791-1855)

FRANCIA

  1. Luis José Francisco, CM (1751-1792) y compañeros mártires
  2. Pedro Renato Rogue, CM (1758-1796)

ESPAÑA

  1. Fortunato Velasco Tobar, CM (1906-1936), y los 13 compañeros mártires

9a. José María Fernández Sánchez, CM (1875-1936) y los 38 compañeros mártires

9b. Vicente Queralt Lloret, CM (1894-1936), y los 20 compañeros mártires

ITALIA

  1. Marco Antonio Durando, CM (1801-1880)

VENERABLES

Se ha recibido el Decreto del Papa sobre la naturaleza heroica de sus virtudes. Se necesita un milagro para la beatificación.

ITALIA

  1. Salvador Micalizzi, CM (1856-1937)

ESLOVENIA

  1. Monseñor Janez Frančišek Gnidovec, CM (1873-1939)

BRAZIL

  1. Monseñor Antônio Ferreira Viçoso, CM (1787-1875)

SIERVOS DE DIOS

El proceso de beatificación ha comenzado. Al final del proceso, si se aprueba la “Positio super virtutibus”, el Papa autoriza el Decreto sobre la naturaleza heroica de sus virtudes. Para la beatificación se necesita un milagro, sin embargo, no es necesario para los mártires.

POLONIA

  1. Józef Florko, CM (1915-1945) y los 10 compañeros mártires (Colaborador, Reverendo Darius Drążek)

ESPAÑA

  1. Monseñor Bonaventura Codina, CM (1785-1847) (Colaborador, Corpus Delgado, CM)

ESLOVENIA

  1. Jan Strasek, CM, Mártir (1906-1947) (Vice-Postulador, Dario Grbac, CM)

ITALIA

  1. Giuseppe Alloatti, CM (1857-1933) (Vice-Postulador, Mario Grossi, CM)
  2. Juan Bautista Manzella, CM (1855-1937) (Vice-Postulador, Pietro Pigozzi, CM)

HOLLANDA

  1. Monseñor Frans Hubert Schraven, CM (1873-1937), y los 6 compañeros mártires (Vice- Postulador, Wiel Bellemakers, CM)

ESLOVAQUIA

  1. Ján Havlik, CM, Martyr (1927-1964) (Vice-Postulador, Emil Hoffmann, CM)

PERU

  1. Monseñor Emilio Lissón Chaves, CM (1872-1961) (Colaborador, Corpus Delgado, CM)

FRANCIA

  1. Monseñor Jacques  Emilio  Sontag,  CM  (1869-1918)  y  compañeros  mártires  (Vice- Postulador, François Hiss, CM)

ESTADOS UNIDOS

  1. Felix de Andreis, CM (1778-1820)

CHINA

  1. Claudio Chevrier, CM (1821-1870)
  2. Vicente Ou, CM (1826-1870)
  3. Julio Garrigues, CM (1840-1900)
  4. Mauricio Doré, CM (1862-1900)
  5. Pascual D’Addosio, CM (1835-1900)
  6. Monseñor Claudius A. Chavanne, CM (1862-1900)

PROCESOS QUE AUN NO HAN COMENZADO

Ha pasado demasiado tiempo desde que nos dejaron los cohermanos que enumeramos a continuación, (y otros que bien pudiesen aplicar para el mismo proceso), para comenzar el proceso de beatificación y canonización. Ahora tendríamos que justificar el motivo de la demora para poder comenzar el proceso.

ESTADOS UNIDOS

  1. Monseñor Giuseppe Rosati, CM (1789-1843)
  2. William Slattery, CM (1895-1982), Superior General de CM

ECUADOR

  1. Monseñor Pedro Schumacher, CM (1839-1902)

ITALIA

  1. Juan Bautista Tornatore, CM (1820-1895)

POLONIA

  1. Czesław Lewandowski, CM (1864-1934)

La lista presenta al cohermano, la Provincia, Viceprovincia, Región a la que pertenecía en la configuración que hoy posee la Congregación y el Vice-Postulador o Colaborador de las causas de los cohermanos para la beatificación o canonización que aún están en proceso. El Vice-Postulador es el cohermano que acompaña el proceso desde el país en cuestión y, una vez que se termina la causa a nivel diocesano, todo se envía a Roma donde el Postulador General continúa la causa hasta su conclusión.

Creo firmemente que la renovación y profundización de nuestra relación con nuestros Santos, Beatos, Venerables y Siervos de Dios, como modelos del carisma y espiritualidad vicentinos, nos brinda, en primer lugar, ejemplos dignos de imitar. En segundo lugar, es una herramienta extraordinaria para la evangelización, para introducir o profundizar el carisma y la espiritualidad vicentina entre la gente, pero especialmente entre los jóvenes, siendo también una fuente de nuevas respuestas positivas a la vida consagrada, y ¿por qué no? a nuestra Pequeña Compañía.

Les propongo los siguientes pasos:

  • A través de diferentes iniciativas, revivir la veneración e invocación de los Santos, Beatos, Venerables y Siervos de Dios. Se puede comenzar con dar a conocer el lugar de origen. Señalar el lugar donde nacieron, vivieron, sirvieron, y murieron. Indicar dónde están enterrados o donde reposan sus reliquias, esto, con el fin de profundizar nuestra relación con ellos. Renovar esa cercanía a nivel local fomentará y a la vez ayudará a difundir, en otras partes del mundo, la veneración y la oración implorando su intercesión.
  • Organice reuniones para darlos a conocer sobre todo a aquellos que no los conocen o que no los conocen bien; organice peregrinaciones; propicie momentos de oración para niños, jóvenes y adultos; haga folletos; prepare presentaciones en PowerPoint; haga uso de los diferentes medios.
  • Ore incesantemente para pedirle a Jesús la gracia de que todos los Beatos, Venerables y Siervos de Dios o posibles nuevos candidatos con signos de santidad, sean canonizados por la Iglesia.

Se trata de adecuar nuestras vidas, esfuerzos, iniciativas, planes y sueños comunes lo más cerca posible de aquellos que nos han precedido y que ahora están en el cielo intercediendo por nosotros. Seguro que ellos responderán si acudimos a su intercesión ante Dios. Son nuestros modelos a seguir en la vivencia del carisma y de la espiritualidad propia. Su modelo de santidad tiene algo que decir a los niños, jóvenes, adultos, y a toda persona de buena voluntad en este preciso momento de la historia. Su testimonio de vida también es un recurso para incentivar nuevas vocaciones a la vida consagrada o para invitar a los laicos a participar activamente en las diferentes ramas de la Familia Vicentina, en la misión de Jesús y en la misión de la Iglesia.

Me gustaría invitar a todas las Provincias y Viceprovincias que tengan algún cohermano Beato, Venerable o Siervo de Dios, cuya causa de santidad aún esté en proceso, para que continúe o reviva la causa, así su beatificación o el anuncio de que va a ser Siervo de Dios así haya hace mucho tiempo.

Además, si, en una Provincia, Viceprovincia, Región o Misión Internacional, hay cohermanos que murieron en “Olor de la Santidad”, lo aliento a que considere iniciar nuevos procesos de beatificación y canonización. Sin duda que será una señal extraordinaria para el mundo, la Iglesia y para nosotros mismos de que el carisma y la espiritualidad vicentina siguen vivos, ¡hasta el punto de la santidad!

Nuestro postulador general, el padre Giuseppe Guerra, (postgen@cmglobal.org o giuseppe.guerra@vincenziani.it) está disponible para responder a sus interrogantes y para ayudar a las Provincias y Viceprovincias a avanzar en el proceso de cualquier causa/s o para comenzar otras nuevas.

Les agradezco todo lo que han hecho o está haciendo al respecto en sus respectivas Provincias, Viceprovincias, Regiones, Misiones Internacionales o Misiones ad Gentes, así como por todo lo que harán para seguir profundizando y renovando la relación con nuestros Santos, Beatos, Venerables y Siervos de Dios.

¡Que la intercesión de Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, San Vicente de Paúl y todos los Santos, Beatos, Venerables y Siervos de Dios de nuestra Pequeña Compañía acompañen todos nuestros esfuerzos!

Su hermano en san Vicente,

Tomaž Mavrič, CM Superior General

Descargar en PDF

Leave Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *